miércoles

I will write your epitaph


"...quand tout, meme ton ombre
a passé"



Lisboa 2009


Frida Kahlo


Para descrever esta morte é necessário tocar o despojo,
trazê-lo para o sítio e resumir-lhe o frio.

Olga Golçalves



Yo maté al pájaro que da cuerda al mundo.
Lo estrangulé con mis cuerdas vocales.
No hubo grito.
El tiempo se detuvo
y la gente en la calle
abandonó su prisa.


lunes

Putain ingénue

"Un coup de ton doigt sur le tambour décharge tous les sons
et commence la nouvelle harmonie"

Rimbaud




Te persigo por la avenida de los teléfonos azules
y tú comunicas.
Por ti he cerrado la gran puerta,
por ti el gran salto.
Atrás queda mi casa
mi perro,
mi pájaro sin jaula
y mi memoria.
Atrás alguien llamado como yo
grita mi nombre
pero ya desciendo.
Por ti,
ahora,
esta ciudad que no conozco.
Por ti,
ahora sigo,
y a través de la noche
corro e incendio mi cuerpo
a la espera de tu gloriosa palabra.
Porque te persigo y sigo,
y la destrucción sigue,
y tú comunicas.
Porque no decido,
la destrucción sigue,
(Comunicando)
Porque no me largo,
la destrucción sigue,
(Comunicando)
porque te soy fiel ,
la destrucción sigue.
(Comunicando)
¿Cuándo dejarás de comunicar?

martes

domingo

Arderás





EL FUCKER

Ya has entrado en la treintena,

eres poeta,

estás actuando para mí y sin embargo

un millón de grupis te miran con deseo

bajo el escenario,

un millón de niñas vírgenes

a las que sedujiste con tu canto

de gaviota vieja,

un millón de ingenuas

a las que hoy te follarás

con tus zapatillas Nike puestas,

porque te gusta el poder

y eres cool y postmoderno

y todas te aman menos yo.

Eres un poeta malísimo y lo sabes,

sabes que yo soy la única

que se atrevería a decírtelo a la cara,

sabes que yo soy la única

a la que no te follarás esta noche

y eso, eso te vuelve loco.

Eres poeta,

las seduces con tu cara de fucker,

con tu chupa de cuero

y tu barba de tres días.

Todas te piden que repitas bajo el escenario,

todas menos aquellas

a las que abandonaste semidesnudas

en la cama de un hostal

la mañana siguiente.

Estás lleno de mierda

pero no te inquieta

porque tu mierda se vende

a precio de pecado,

porque sabes que habrá

más niñas ingenuas esperando

a la salida de los recitales

y esa sola seguridad

te basta para enfrentarte a Dios.

Pero esta noche hay una única mujer

que escribe mientras tu recitas,

que te aborrece mientras tu recitas,

que bebe vino y escupe en tu poesía

con elegancia francesa.

Una mujer que podría ponértela dura

y largarse sin pagar

una mujer que podría vengar a las vírgenes

que se suicidaron en tu cuerpo.

Eres poeta,

eres un niño viejo.

Será el olor a muerto el que te despierte

una mañana de nieve

en una pensión del centro

y entonces, sólo entonces descubrirás

que ese olor proviene de ti

y llamarás a las plañideras para que acudan a tu entierro

y le pedirás a Dios que exista para salvarte

y tendrás miedo de no volver a dormir acompañado

porque aquella será la mañana de tu última noche.

Odile


jueves

La fille de la pureté


Soy la que soy, casualidad
inconcebible como todas
las casualidades.

Wislawa Szymborska


Emily Roberts guarda la pureza detrás de su sonrisa.


ignorancia.

He comprendido

con el sabor que el viento dejó en mis labios

la distancia de nuestros
atardeceres.

He comprendido
los cantos rotos
que los cristales susurraron
en mis oídos.

He comprendido
al espejo díscolo
que se niega a
reflejarme.

He comprendido
la soledad de la carne,
el hambre de su orgullo,
la sed insaciable.

He comprendido.
Tantas cosas
inútiles
que ya nadie puede ayudarme
a deshacer.




miércoles

Newton was a poet and he didn't know


LEY DE LA GRAVITACIÓN




Dos cuerpos se atraen con una fuerza directamente proporcional a sus masas
e inversamente proporcional al cuadrado de la distancia que las separa.

Isaac Newton


Tonight at the Bukowski's Claire et moi en "Oda a la leche".
Pasen y vean.

viernes

Amén




Photo: Sacha Dumain



Después de habernos derramado
por un único borde,
el silencio se hace carne
y hay un solo sexo
y una sola textura
capaz de hacerme

resucitar.


miércoles

Venid a mí, mes putes assassines


"aujourd'hui je suis excitée mais je ne pense pas à toi"


Barcelona

[..]


En mí no hay cabida a ninguna dictadura
que no venga de mi.
Yo soy mi propia bota,
mi propia fusta,
mi propio cilicio.

[...]



Je vais vers ma mort


"Tú, Tania, eres mi caos"




He envejecido dentro de tus ojos; eras la dulzura y el exterminio

y yo amé tu cuerpo en sus frutos nocturnos.
Tu inocencia es como un cuchillo delante de mi
rostro,
pero tu pesas en mi corazón y, como una miel oscura,
yo te siento en mis labios al ir hacia la muerte.

Antonio Gamoneda


*Clara y yo nos vamos al sur. Elegimos vivir, dejarnos llevar.

sábado

La muerte del elefante

"J'ai seul la clef de tes yeux"
Photo: Sacha Dumain

A mi abuelo



Aquí no respira ni Dios,
El silencio es la lengua madre
de los muertos.
En esta habitación todo el mundo llora
menos yo
Yo no lloro,
lo intento pero descubro
que ya no sé llorar.
Los ríos se han secado y sólo
quedan los surcos de lo que fueron.
La mujer camina.
Todos la observan
deslizarse por las tuberías en busca de viento.
Todos lloran y hacen ruidos con sus enormes narices y
me miran como esperando lágrimas.
Intento buscar la mirada de mis primos,
me ignoran, miran al suelo y se sorben los mocos.
Preveo que esta noche no acabará nunca.
Ahora hablan del tiempo, de las heladas, del frío que hace en esta tierra
cuando no amanece,
de cómo se enteraron de la muerte del hombre que yace en la habitación contigua,
mi abuelo.
Sí, mi abuelo, sí,
sin embargo no recuerdo ninguna sonrisa,
ninguna rebanada de pan con chocolate,
ninguna historia de la guerra.
Eso sucede porque mi abuelo jamás me amó
como aman los abuelos a sus nietos.
Yo era para él tan sólo sangre.
Ya veis, soy un átomo enredado en la nuca de mi abuelo muerto.
Que alguien se atreva a decir que no estoy viva.

Odile

El tamiz de mi anarquía



LIVING, not SURVIVING




Suave como el peligro atravesaste un día
con tu mano imposible la frágil medianoche
y tu mano valía mi vida, y muchas vidas
y tus labios casi mudos decían lo que era el pensamiento.
Pasé una noche a ti pegado como a un árbol de vida
porque eras suave como el peligro,
como el peligro de vivir de nuevo.

Leopoldo María Panero

domingo

II


II




Cae la noche en Madrid y las farolas se encienden. Mono es un hombre solo sentado en un banco con un pedazo de barro entre las manos. Ha estado lloviendo toda la tarde y ahora la tierra está húmeda. Mono toma el barro con sus manos y lo moldea varias veces, creando nuevas formas. Ese contacto le hace recordar su primera experiencia con esta materia. Fue en el curso de 1998. Mono iba a un colegio de curas y tenía diecisiete años. Estaba haciendo COU y en su programa tenía lugar una asignatura llamada Volumen II. Mono era un chico inteligente, siempre sacaba buenas notas. Su timidez extrema, su bigote incipiente y su acné desmesurado, le impedían comunicarse con el resto de los chicos de su edad. En el mundo de Mono, sólo cabía él, Jenna Jameson y la Game Boy. -El porno siempre ha sido el primer o el último recurso de los tímidos- se decía a sí mismo mientras recorría los pasillos de los videoclubs en busca del Edén. Y Mono siempre mentía al dependiente con frialdad, aseguraba tener los dieciocho y miraba con desprecio a los demás clientes que intentaban adivinar la película que escondía bajo sus voluptuosos brazos. Después corría hasta su casa, subía las escaleras de dos en dos, abría la puerta con un movimiento limpio y con la velocidad de los corredores de fondo se metía en su cuarto y cerraba la puerta. Allí le esperaba Jenna Jameson vestida de secretaria sacándole la polla a un negro de un metro ochenta. Y en aquellos minutos Mono también medía uno ochenta y era negro y los labios carnosos de Jenna también recorrían los espacios duros de su cuerpo. Para Mono la felicidad duraba sólo cuarenta y cinco minutos. Por eso no se sentía muy a gusto en el colegio. Cierto es que le encantaban esas minifaldas con calcetines altos que llevaban las chicas de su clase. A Mono le volvían loco las más zorras, las que se dejaban tocar el culo por los machos alfa de la clase. Él nunca llegó a tocarle el culo a ninguna de sus compañeras. Toda su lascivia quedaba reservaba para sus tardes con Jenna.
Una mañana en clase de Volumen II, la profesora les mandó trabajar un recipiente hecho de barro. Para relajarles puso OK computer de Radiohead mientras ella tomaba notas en su cuaderno azul. Mono sumergió sus manos en el barro y comenzó a modelar el recipiente. Pasados veinte minutos la música se detuvo y la profesora se levantó de un salto. - QUIERO SENTIR EL BARRO- gritó- QUE ALGUIEN ME LANCE UNA BOLA DE BARRO A LA CARA. Todos sus alumnos permanecieron en silencio con los ojos muy abiertos y nadie se atrevió a lanzar nada. Al ver que ninguno de ellos reaccionaba la profesora volvió a hablar, esta vez para escoger a su presa. -A VER TÚ, EL CHICO DEL FONDO, TÚ, SÍ, TÚ, COGE UNA BOLA DE BARRO Y TÍRAMELA A LA CARA. Mono no sabía que hacer, la profesora acababa de ordenarle que le humillara delante de la clase. Él no quería hacerlo, le daba vergüenza llegar hasta la primera fila con un pedazo de barro. -VENGA, CHICO, ESPABILA- siguió gritando la profesora. Mono se levantó de su pupitre y se sentó en una de las mesas vacías de la primera fila. Llevaba el pedazo de barro entre manos. La primera vez, sólo fue capaz de tirarle una bolita del tamaño de una nuez que cayó sobre una sus clavículas. -¿ CREES QUE ESTO ES LO QUE TE HE PEDIDO? TE HE DICHO EN LA PUTA CARA. VAMOS, SEGURO QUE TIENES MUCHA RABIA DENTRO. El tono de la profesora no varió en ningún momento. Ella era un rottweiler con ganas de sangre y Mono era tímido, ya os lo he dicho. Mono intentó concentrar toda su rabia en la mano que sostenía nuevamente un pedazo de barro y se imaginó que la profesora era Jenna Jameson y él, un negro de un metro ochenta. Jenna le pedía que le arrojase barro a la cara, que la poseyese de manera que sólo fuera suya. Mono lo hizo. Lanzó el pedazo de barro con todas sus fuerzas a la cara de la profesora y tuvo una erección de caballo. Justo en ese momento culminó la clase y todos los alumnos salieron por la puerta riéndose. Mono fue el último en salir. Tenía ganas de que una de sus compañeras de clase le arrastrase a los aseos femeninos y le diese el placer que sólo las zorras saben dar a los machos alfa. Esto no ocurrió nunca, pero desde ese momento se convirtió en un amante del sado y siempre buscó sentir el barro en la cara.

Es de noche, sí. Y Mono es un hombre sólo sentado en un banco con un pedazo de barro entre las manos. Un hombre solo que sólo se atreve a besar a las estatuas de hierro dónde ni siquiera las farolas alumbran, que disfruta caminar junto al recuerdo de Jenna Jameson por las avenidas, que sueña con ser un negro de un metro ochenta.

miércoles

Bukowski en el espejo



"Tu ne sais pas que c'est l'amour"

Foto: Miqui Brightside

No sabéis lo que es el amor dijo Bukowski
Tengo 51 años miradme
estoy enamorado de esa piba
Piqué el anzuelo pero ella también está colgada
así que perfecto tío así debe ser
Me llevan en la sangre y no pueden echarme
lo intentan todo para apartarse de mí
pero acaban volviendo
Todas vuelven excepto
una a la que dejé plantada
Lloré por ella
pero aquellos días lloraba por todo
No me paséis un peta de esos
luego me vuelvo insoportable
Podría quedarme aquí sentado
bebiendo cerveza con vosotros toda la noche
Podría beberme diez latas de esta cerveza
y sería como agua
pero no me paséis un peta tíos
os echaré por la ventana

Tiraré a todo el mundo por la ventana
ya lo he hecho
Pero no sabéis lo que es el amor
No lo sabéis porque nunca
habéis estado enamorados así de simple
Conseguí a esta piba es maravillosa
me llama Bukowski
Dice Bukowski con esa voz suave
y yo digo Qué
No sabéis lo que es el amor
Os lo estoy diciendo
pero no me escucháis
Ninguno de vosotros lo reconocería
si subiera a esta habitación
y os diera por el culo
Siempre pensé que las lecturas de poesía son una claudicación
Mirad tengo 51 años y mucho andado
Sé que son una claudicación
pero me digo Bukowski
pasar hambre es peor que rendirse
así que vas y nada es como debería ser
Aquel tipo cómo se llama Galway Kinnel
He visto su foto en una revista
Tiene buena pinta
pero es profesor

Cristo podéis creéroslo
Resulta que vosotros también
ya os estoy insultando
No, no lo he escuchado
ni he oído nada de él
Termitas todos ellos
Puede que sea yo ya no leo mucho
pero esos tipos que se hacen
un nombre con cinco o seis libros
termitas
Bukowski dice
por qué escuchas música clásica todo el día
No sabéis cómo lo dice
Bukowski por qué escuchas música clásica todo el día
Os sorprende no
nunca pensaríais que un bruto bastardo como yo
pudiera escuchar música clásica todo el día
Brahms Rachmaninoff Bartok Telemann
Mierda no podría escribir aquí si no
Demasiado silencio demasiados árboles
Me gusta la ciudad ése es mi sitio
Pongo música clásica cada mañana
y me siento frente a la máquina de escribir
enciendo un cigarrillo como éste y lo fumo
y me digo Bukowski eres un hombre con suerte

Bukowski has pasado por todo
y ahora eres un hombre con suerte
y el humo azul flota sobre la mesa
y miro por la ventana la Avenida Delongpre
y veo a la gente subir y bajar por la acera
y echo una calada así
y dejo el cigarrillo en el cenicero
y respiro profundamente
y comienzo a escribir
Bukowski así es la vida me digo
está bien ser pobre está bien tener hemorroides
está bien enamorarse
Pero no sabéis lo que es
No sabéis lo que es estar enamorado
Si pudierais verla sabríais de lo que hablo
Pensaba que me acostaba con alguien aquí arriba
lo sabía
me dijo que lo sabía
Mierda tengo 51 años y ella 25
estamos enamorados y está celosa
Jesús es maravilloso
me dijo que me sacaría los ojos si me tiraba a alguien
aquí arriba
Eso es amor
Qué sabéis vosotros de eso
(...)

Raymond Carver

jueves

Quisiera un amor NO FROST

"Ayant peur de mourir lorsque je couche seul"


Nuestra casa es el pasado


Tú y yo somos los únicos que conocen
las entrañas de esta casa.
Hemos vaciado las paredes
mil veces
de angustia.
Hemos vaciado la nevera y
ya sólo queda
un corazón helado.
La culpa del incendio
sigue bajo la almohada.
Nuestra casa es el pasado
y el tiempo consume la sombra no proyectada
por el sueño.
El pájaro está muerto.
Aún no lo hemos sacado
de su jaula,
Aún no lo hemos liberado para dejarlo marchar
al cielo de los pájaros sin nombre.
Porque, en el fondo,
preferimos abrazar un cadáver
que abrazarnos,
preferimos ignorar la muerte
del jodido pájaro,
fingir que nuestra casa
es el puro presente,
mentirnos con los ojos
en cada caricia.
Porque tú y yo somos los únicos
que conocen las entrañas
de esta casa.
Y tú bien sabes,
mi amor,
que aquí estamos todos
muertos.

Odile

La fille des fauves

"Elle est debout sur mes paupières"

Foto: Helmut Newton




Soy la chica a la que puedes follarte.
Soy la chica a la que no puedes
follarte o pudiste follarte y ya no.
Soy la chica a la que te estás
follando ahora. Si
te fijas, todo termina siempre
reduciéndose a eso.
Pero
a veces
se te antoja encender algo de
incienso en la cocina
y envuelto en las trazas de humo recuerdas
algo, una imagen
donde tus manos se pierden y te brotas de los labios.
Y ese recuerdo, esa sola imagen
basta
para que vuelva a ser la chica a la que
puedes, pudiste, no pudiste o ya te follas,
a la que te sigues follando como
antes pero
quizá
no es esta vez exactamente
lo mismo.

Clara Marañón


*Clara y yo recitamos el miércoles pasado en el Szenas de Lavapiés, éste fue su poema. Hubo quien se atragantó con el primer verso. Nos devoró con su voz.

Perforación del músculo vital

"Mettez vous à genoux et la prière viendra"

Foto: Miqui Brightside

Demasiado tarde. Lo que pueda olvidar cabe en este cigarro. Tu cuerpo cabe en este cigarro. Sobrevivir sin tu cuerpo, entregarme al olvido...ya es más difícil.

martes

Cap ou pas cap?


FAIS-MOI LIBRE





Libérate,

Vence a tu cuerpo

limitado por el tedio.

Quédate atrás,

no lo pienses,

quédate.

No te dejes engañar

por aquellos

que dicen no tener tiempo

para la vida

y déjate querer.

Observa el ángulo

de las sombras

extenderse

hacia la noche

y ven a mí,

libérate,

sé mi religión

pero no mi límite.

Hazme libre,

quédate.


Odile




De ser un MONOSÍLABO




El primer recuerdo que tuvo Mono fue el de una humillación. Era verano en 1985 y Mono tenía siete años. Los niños de su misma edad correteaban por la piscina de su urbanización con bañadores de proporciones minúsculas que dejaban ver sus frágiles miembros moverse grácilmente por el césped. Parecían felices mientras jugaban a buscar cosas bajo el agua. Mono los observaba desde su toalla de los Teleñecos. Tenía miedo a la piscina porque le recordaba al océano y temía al océano porque temía ahogarse. No sabía nadar. Además Mono, era obeso y sus únicos amigos eran los libros de Julio Verne y los Bollicao de chocolate. Aquella tarde Mono decidió acercarse a la piscina. Acababa de leer Veinte mil leguas de viaje submarino y comenzaba a no tener miedo al océano. Mono se situó en bordillo de la piscina con sus ojos fijos en la superficie acuosa. En ese momento los demás niños, antes inmersos en el juego, optaron por la destrucción y se dirigieron a Mono sin que éste los viera. Iban en manada, como las fieras cuando salen a cazar por la selva. Mono era la presa, su víctima más próxima. Dos de ellos lo sujetaron por los brazos mientras un tercero le quitaba el bañador. Después, lo arrojaron al agua desnudo. Mono recuerda la proximidad de la muerte. También recuerda las manos de la mujer que le salvó la vida; eran suaves y se hundían en la voluptuosidad de su carne. Más adelante, a los doce, recordaría ese tacto y tendría su primera erección.
Mono ahora tiene treinta y cinco años, estudia Filosofía en la Facultad de Letras. Nunca asiste a clase, y si asiste es sólo para ver las piernas de las jóvenes que acuden a diario. Tras una adolescencia llena de erecciones, eyaculaciones y citas con Jenna Jameson a la hora del crepúsculo, Mono se siente hastiado y sólo encuentra consuelo en el whisky. Hoy es su primer día. Comienza el segundo año de carrera. Piensa en Nietzsche, también en Jenna Jameson. Intenta recordar aquellas manos bajo el agua, el primer beso en un Mc Donalds desértico, el sonido de las cremalleras al bajarse, la atmósfera de un cine porno. Acaba de observar a dos adolescentes que no deben tener más de diecinueve años. Se sienta junto a ellas. Tiene una erección pero intenta contenerse. Se contiene. Mira fijamente al profesor que habla sobre la ética teleológica de Santo Tomás de Aquino. Ignora toda la explicación. Se duerme. Sueña que Santo Tomás de Aquino le dice"HAZ EL BIEN Y EVITA EL MAL". Para poner en práctica dicho principio, invita a las adolescentes a un gintonic. Éstas fingen estar ocupadas y bajan las escaleras hacia la cafetería. Mono intenta seducir a otras mujeres pero fracasa estrepitosamente, su dialéctica ya no funciona tan bien como en los noventa. Ante la evidente derrota decide tomarse una Coca-Cola en la cafetería mientras lee a Víctor Balcells Matas traducido al checo y busca una nueva presa a la que seducir. A su derecha están sentadas las dos adolescentes, fuman tabaco de liar mientras hablan de la Generación Beat y dan pequeños sorbos a su café expreso. Intenta introducirse en la conversación. -¿Estáis hablando de Gignsberg? ¡Me encanta! Lo conocí en un sueño, me dijo que dejara la bebida y me pasara al peyote. Las adolescentes se ríen y comienzan a seguir su juego. Mono se siente feliz y no puede evitar tener otra erección. Esta vez no se contiene y comienza a masturbarse bajo el libro de Víctor Balcells Matas, en cuya portada sale el autor desnudo e intentando sacar músculo. Las adolescentes hablan ahora sobre Simon de Beauvoir y el gazpacho andaluz. Ninguna de ellas se percata de lo que está sucediendo hasta que Mono comienza a gemir. Nosotros asistimos al espectáculo desde lejos. Las adolescentes lo miran con desprecio, le insultan, cogen sus cosas y se precipitan a la salida. Mono eyacula sobre el papel. Después de aquella tarde, no vuelve a la cafetería. A pesar de estar siempre llena, sólo es capaz de sentir la soledad más profunda.