lunes

Sólo si







I

Madre, a veces
despierto en la madrugada y
salgo de casa estoy sola y
llego a la tuya arrastrando mi miedo
guardando mi miedo en tus ojos
para que no duela.

II
En tus ojos.
Allí ello
ella
él.

III
Para que no duela
lo que no se nombra
en tus ojos
voy a incendiar todas
las voces.
Prenderé fuego a lo enfermo
con tu canto si
Cantas
allí
si tú

5 comentarios:

  1. He venido hasta aquí atraída por Tenian veinte años y estaban locos.. y creo que me quedo.

    Precioso :)

    ResponderEliminar
  2. como si alguien metiera los dedos en la llaga

    ResponderEliminar
  3. La ceniza en la boca
    para que no duela.

    ResponderEliminar