sábado

Sexo y precariedad



Amor mío no puedes dejar tu trabajo, amor mío
si quieres follamos hasta morir, pero por favor
no dejes tu trabajo
.


Manuel Vilas


6 comentarios:

  1. No, noestá el horno para bollos.. en fin, cualquier cosa Vilas..

    ResponderEliminar
  2. Este fragmento pertenece a un poema llamado El comulgatorio, de su libro Calor. Me gusta Vilas porque utiliza una risa ácida en su crítica manteniendo la intensidad y la violenta velocidad de su lectura.

    ResponderEliminar
  3. A mi sobre todo me ha gustado la foto

    ResponderEliminar
  4. Follar y trabajar debería ser lo mismo: para no trabajar.

    ResponderEliminar