miércoles

Qué lengua lamiendo la proa.



La muerte siempre al lado.
Escucho su decir.
Solo me oigo.

Alejandra Pizarnik



Shane McAdams



Pensarte,Alejandra,
como un pájaro que nunca salió del
poema y no 
tener miedo ya
a pronunciar
tu suicidio.


6 comentarios:

  1. me encanta ...Alejandra y el poema

    ResponderEliminar
  2. Hay dioses, arriba, abajo, en cada mano.

    Bss.

    ResponderEliminar
  3. Ese poema de Alejandra siempre me pareció espectacular, porque es tan pequeño pero brutal como una detonación...
    más puntos de encuentro ^^

    ResponderEliminar