martes

Tu cabello de oro Margaret/ tu cabello de ceniza Sulamita





Negra leche del alba la bebemos al atardecer
la bebemos a mediodía y en la mañana y en la noche
           bebemos y bebemos
cavamos una tumba en el aire no se yace estrechamente en él
Un hombre habita en la casa juega con las serpientes escribe
escribe al oscurecer en Alemania tus cabellos de oro Margarete
lo escribe y sale de la casa y brillan las estrellas silba a sus
           mastines
silba a sus judíos hace cavar una tumba en la tierra
ordena tocad para la danza

Negra leche del alba te bebemos de noche
te bebemos en la mañana y al mediodía te bebemos al atardecer
          bebemos y bebemos
Un hombre habita en la casa juega con las serpientes escribe
escribe al oscurecer en Alemania tus cabellos de oro Margarete
tus cabellos de ceniza Sulamita cavamos una tumba en el aire no
se yace estrechamente en él
Grita cavad unos la tierra más profunda y los otros cantad sonad
empuña el hierro en la cintura lo blande sus ojos son azules
cavad unos más hondo con las palas y los otros tocad para la
            danza

Negra leche del alba te bebemos de noche
te bebemos al mediodía y la mañana y al atardecer
           bebemos y bebemos
un hombre habita en la casa tus cabellos de oro Margarete
tus cabellos de ceniza Sulamita él juega con las serpientes
Grita sonad más dulcemente la muerte la muerte es un maestro
          venido de Alemania
grita sonad con más tristeza sombríos violines y subiréis como
          humo en el aire
y tendréis una tumba en las nubes no se yace estrechamente allí

Negra leche del alba te bebemos de noche
te bebemos a mediodía la muerte es un maestro venido de
          Alemania
te bebemos en la tarde y la mañana bebemos y bebemos
la muerte es un maestro venido de Alemania sus ojos son azules
te hiere con una bala de plomo con precisión te hiere
un hombre habita en la casa tus cabellos de oro Margarete
azuza contra nosotros sus mastines nos sepulta en el aire
juega con las serpientes y sueña la muerte es un maestro venido
           de Alemania
tus cabellos de oro Margarete
tus cabellos de ceniza Sulamita

Paul Celan


De Amapola y memoria

11 comentarios:

  1. pour vouz - en el momento preciso en que el Judiíto quedó suspenso - después del Mirabeau, antes del Sena

    http://www.youtube.com/watch?v=6ZyO_l6uHJM

    ResponderEliminar
  2. y ahora nos tiramos todos por un puente: lo cotidiano

    ResponderEliminar
  3. "Todesfugue", uno de los primeros poemas de Celan que leí, tal vez por ser uno de los más conocidos. Hay como una aurora de angustia que lo envuelve todo, que parte del poeta y se derrama en el lector; creo que es magnífico. Paul Auster dijo de este poema lo siguiente: es literalmente una fuga compuesta por palabras, donde las repeticiones rítmicas, impactantes, y las variaciones delimitan un terreno no menos circunscripto, no menos encerrado en sí mismo que una prisión rodeada por alambres de púas. ("La poesía del exilio" ensayo)

    ResponderEliminar
  4. Hombre, Jojo, lo normal es hacer el yoyó.....

    me tiro
    me recojo

    no dejo de estar suspenso

    Si te tiras, no lo cuentas (a no ser que de verdad seas un patán)

    Muach!

    ResponderEliminar
  5. El poema es brutal, una joya... el resto del libro también... Amapola y memoria es mi favorito de lo que he leído de Celan... da gusto volver a leerlo, y también escucharle a él:

    http://www.youtube.com/watch?v=gVwLqEHDCQE

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  7. no me hables de yo-yós, Fake. Tú no necesitas arneses para hacer puenting: te pones de heterónimo Jesús y al caer caminas sobre las aguas. Que pesques muchos pezqueñines

    ResponderEliminar